Esta iba a ser mi primera Summer University y mi primer evento como miembro de AEGEE-Alicante. Después de varios intentos con solicitudes rechazadas, una Open Call y un comentario en el grupo de Facebook que decía algo como «animaos, en Turquía no os van a raptar» me convencieron para enviar mi solicitud. Nunca había estado en Turquía y creí que esta era una buena oportunidad para conocerla.
foto_1
foto_2
El día 3 de julio llegó, tenia que subir en 3 aviones hasta Adana, encontrándome antes con las chicas españolas y 3 participantes más en una conocida cafetería del aeropuerto de Estambul. Todo fue de categoría, al pisar suelo Turco en Adana a las 8 de la mañana una inmensa calor nos sorprendió a todos, pero bueno sólo era el principio. El primer día estuvimos esperando a toda la gente que llegaba a la SU, hasta la noche no llegaron todos los participantes. Se respiraba un ambiente muy simpático y amigable, gente que no conocías de nada presentándose y hablándote sobre su vida. Respecto al alojamiento era una escuela de música que tenia dos edificios, uno de dormitorios y otro de clases, en medio de la nada sólo para nosotros.
foto_5
Los primeros días estuvimos visitando Adana y su playa, fuimos a una granja donde tuvimos la oportunidad de probar en el mismo huerto tomates y otros vegetales. La ciudad, al igual que su lago donde estuvimos nadando toda la tarde son impresionantes, llena de gente conduciendo sin ley y monumentos increíbles, tuvimos la oportunidad de entrar en la mezquita donde las chicas tuvieron la magnífica oportunidad de vestir velos al más puro estilo turco. Todos los días comíamos y cenábamos en diferentes restaurantes, todo tipo kebabs para comer y cenar y con muchas, muchas especies. Tuvimos la oportunidad de disfrutar de un pequeño curso de turco donde el objetivo principal era aprender a regatear a los comerciantes para conseguir mejores precios en nuestros souvenirs y os aseguro que funciona.
foto_3
Todas las noches había fiesta, pero la mejor de todas hasta el momento era la European Night. Todos trajeron algo de alcohol y algo para comer de su país, los españoles hicimos calimocho, cosa que les gustó porque los días siguientes todo el mundo se hacia para beber. La Spanish Crew tuvimos algunos inconvenientes ya que allí no se llevan las sartenes con mangos y los hornos donde estábamos eran industriales, tuvimos que ingeniárnoslas para darle la vuelta a la tortilla de patatas, pero oye al final no quedó ni un taco en el plato.
foto_4
El sexto día con un autobús nos desplazamos hasta Capadocia, donde íbamos a pasar una noche en hotel en Nevshir. Estuvimos media tarde haciendo fotos y por la noche tuvimos la oportunidad de disfrutar de una «Noche Turca», fuimos a un restaurante excavado en la piedra, que con un grupo de turistas chinos estuvimos toda la noche viendo los típicos bailes de la región. La mañana siguiente estuvimos visitando los inmensos y asombrosos paisajes de Capadocia, donde se apreciaba unas vistas donde la piedra era esculpida por el aire y la lluvia y como no, comiendo más kebab. Visitamos un taller donde se trabajaba el barro, otro que se trabajaban las piedras de mármol de la zona y finalmente una pequeña cata de vinos.
foto_6
El día siguiente pasamos toda la noche en el autobús y marchamos ya para Antalya, nuestro ultima parada en Olympos donde íbamos a quedarnos en unas «casa árbol», a primera vista era algo extraño ya que las cabañas tenían lo mínimo, pero se respiraba un ambiente muy tranquilo, que comiendo sólo comida vegetariana debido al inicio del ramadán daban paso a una convivencia muy hippie. Pasamos varios días yendo y volviendo de la playa, una playa que tenia unas ruinas romanas que eran increíbles, la playa era de piedras de colores y el agua cristalina, sin duda una de las mejores playas que apetecía estar todo el rato dentro del agua.
foto_7
Uno de los últimos días estuvimos en un barco que nos dio una vuelta turística por todas las calitas de la zona, sin duda fue la mejor actividad de todo el programa, pudimos saltar desde lo alto del barco, nadar, nos dieron a comer e incluso tomamos el té, vimos pasar peces raya y hacer muchísimas fotos.
foto_9
Finalmente cabe decir que ha sido una gran experiencia con gente y lugares que no conoces de nada y que descubres que son grandes personas con muchas historias por contar muy interesantes. Por parte de la organización todos muy enrollados y simpáticos también, sin duda Turquía, es un gran país lleno de cosas interesantes para visitar.
foto_8
Review escrita por David Ferré