En Aegee Alicante tenemos el honor de recibir a Chazo Lechazo y Latxa Pela en la primera luna de miel de la historia mascotil de AEGEE.

 Todo sucedió durante el Renove 2.0, una bonita tarde en Serrada perfecta para una ceremonia nupcial. Durante días mi condición de helper me permitió estudiar sus movimientos, los recovecos del lugar del crimen (también llamado restaurante) y ganarme la confianza de AEGEE Valladolid.

Tras pasar momentos del evento con mi amigo Chazo sin que le sucediese nada debido a su inmunidad hasta la boda, y tras un par de horas sirviendo patatas (lo que ayuda a que confíen en ti, les llenas la barriga) cogí a Chazo como si nada, como si de dos colegas que van a dar una vuelta se tratara.

 Por supuesto uno de ellos no volvió. Contando con la inestimable ayuda de Belén mi vuelta a la mesa rodeado de vallisoletanos fue muy casual, y sus caras algo incrédulas.   🙄

 Y por si robar al novio el día de su boda parecía poco nos dispusimos a llevarnos el premio gordo (sin querer ofender a Latxa ni infundir rumores sobre un posible embarazo). Parecía un buen momento para las fotos de la boda, y personalmente quería uno con la pareja, debido a que estaba muy unido a ellos.

 Por supuesto la representación bilbaína en el Renove no se creía nada, no son tan ingenuos. Seguimos negociando y aceptaron la propuesta de que si AEGEE Valladolid como anfitrión me cedía a Chazo, lo que implicaba que se fiaban de mí,  ellos harían lo propio con Latxa.  Por supuesto ignoraban el secuestro del tan querido novio y cuando aparecí con él pude tener por primera vez a la pareja en mis manos.

A pesar del despliegue de fuerzas de seguridad que me rodeaba, dejaban libre mi espalda para la foto con (curiosamente) la puerta de cocina y el interior del restaurante tras ella. Y allí esperaban las cómplices Belén y Carmen María en posiciones estratégicas y con los bolsos preparados. Unas carreritas, unos placajes, yo no tengo nada, yo no sé nada, a mí que me registren… y aquí no ha pasado nada. Nuestras compañeras salieron en posesión de los animalillos tras algún pequeño percance.

Tras la entrevista a las cómplices declara Belén que -todo fue muy serio, y que a menos que me trajeran una orden de registro, no iba a abrir mi bolso a nadie. Por su parte, Carmen María no sabe de que hablo  -todo estaba muy oscuro y de repente la novia apareció en mis manos. Simplemente sentí la obligación de traerla con nosotros porque ya se sabe que ¡¡¡para hacer bien el amor hay que venir al sur!!!

 Y el resto es historia. Las mascotas volvieron sanas y salvas y se sienten seguras y felices. La luna de miel va viento en popa y la brisa mediterránea les está dejando una lanita preciosa. De sus poros surge amor.

AEGEE Valladolid y AEGEE Bilbao, don’t worry, os los estamos cuidando bien. Podéis venir a recuperarlos, y si eres de otra antenna siempre puedes venir a tratar de robarlos.

Los novios piden la palabra para acabar esta historia -Beeeeee, beeeeee, beeee (nos lo estamos pasando pipa, tenemos solecito y el césped de la universidad de Alicante está riquísimo.)