Desde que me hice socio de AEGEE me han contado miles de historias sobre los Ágoras, más aun teniendo en cuenta que soy de Alicante y que aquí organizamos en 2011 el mejor que se recuerda.

Acreditaciones Spring Agora RN

Ahora era mi turno para representar a mi región ante toda la red de sedes con más de 500 delegados y enviados juntos en Mannheim, Alemania.

Si quisiera definir este evento con una palabra sería “actividad”. El horario, como buenos alemanes, lo hacían cumplir al 100% y no estaba precisamente vacío de contenido. Sírvase de ejemplo que cada mañana nos despertaban a las cinco y media de la mañana para que el primer acto oficial diera comienzo a las nueve.

Íbamos muy atareados los que por obligación teníamos que estar presentes a la hora y lugar adecuados porque no había veinte minutos sin que algo se estuviera moviendo pero, sinceramente, eso fue lo bonito de la experiencia. Disfruté como hacía tiempo no lo hacía viendo cuáles son los engranajes democráticos y de debate que tiene una organización juvenil. Y es que el tiempo lo dividían en distintos tipos de actos:

Prytanium

  • Plennaries: Son las asambleas generales a las que todos los delegados deben ir para escuchar a todos aquellos que tienen un mensaje para la comunidad AEGEEra. Así, por ejemplo, nuestro querido Miguel (socio de AEGEE-Alicante desde hace unos cuantos años) defendió con solvencia su exposición, como miembro del Comité Director, de su informe de actividad anual.
  • Progress meetings: Son sesiones temáticas que se realizan de forma guiada por una o varias personas interesadas en desarrollar una idea. Esta actividad me pareció una bomba, la forma perfecta para que las cosas que se trabajan de forma abstracta durante el año, se pudieran concretar con la ayuda de todos aquellos que tuvieran una opinión sobre el tema. En mi caso, participé en uno sobre el “mentor system”, un proyecto que tenemos también en Alicante como pionero sobre la tutorización de los miembros de la asociación para que conozcan íntegramente las posibilidades que se les ofrecen.
  • Prytannia: Es una forma de discusión eficaz de las propuestas de modificación de estatutos. En pequeños grupos de unas 80-100 personas se expone en su integridad las razones y virtudes del cambio en las normas de la asociación.
  • Posteriormente, la gente de esa reunión da sus argumentos a favor y en contra así como propone enmiendas a la propuesta inicial. Finalmente, se realiza una votación para saber si se da una recomendación positiva o negativa sobre la aprobación definitiva en el plennary. Sin mayores contratiempos tuvo lugar dejándome una sensación muy grande de democracia y sentido común.
  • Otras actividades muy llamativas e interesantes fueron los talleres o “workshops” temáticos, las conferencias de expertos o la feria de universidades y actividades interna de la que personalmente tomé parte representando al proyecto Europe in Exchange.

Expo

Como decía, el hilo conductor era la actividad continua y es que salvo los parones para comer –patata-, no teníamos tiempo de descanso. Por lo tanto, hasta las ocho de la tarde nos exprimíamos al máximo para ser otra vez despertados a las cinco y media y repetir el proceso con las pilas y el ánimo cargados.