Este día lo dedicamos a visitar Bruselas. El primer lugar al que vamos es a lo alto de un garaje de 10 plantas para ver Bruselas desde lo alto. Precioso, aunque el tiempo no acompañaba. Algunos aprovecharon para hacerse sus fotos

Siguiente punto, el local de USE-IT, un proyecto llevado por locales en el que marcan en un mapa de la ciudad sus secretos, los puntos turísticos y los no tan turísticos, los mejores locales para comer, lugares que visitar, locales de fiesta, etc., etc. para que un viajero pueda conocer lo mejor de la ciudad. Y por cierto, un proyecto que nosotros también queremos realizar para Alicante.

 Después de informarnos sobre todo lo que necesitamos saber para realizar el proyecto, nuestra siguiente parada fue “el canal”.

A lo largo de todo el recorrido vimos edificios enteros con murales, en un principio empezó como una forma de arte, y debido a la atracción que causaba, se fue extendiendo por toda Bruselas para atraer el turismo y recuperar la vitalidad de zonas abandonadas.

No podía faltar una group picture en el primer mural que vimos.

El siguiente punto fue “Les Halles”, un antiguo mercado que ahora es un bar y centro cultural, y se haya en el corazón de la zona de terrazas de Bruselas.

Acercándose ya la hora de comer, nos fuimos hacia el mercado de segunda mano, se nos hizo un poco tarde, así que ya estaban recogiendo. En ese mercado puedes encontrarte de todo, desde discos de vinilo, hasta teléfonos que funcionan con la ruedecilla, y vajilla de la época.

Ahí paramos para comer en un bar que había cerca y también recomendado por el mapa Use-it de Bruselas.

Bocadillo Brocante y cerveza Feullien

Tras recuperar fuerzas, nos dirigimos al Ministerio de Justicia, un edificio impresionante y con unas vistas extraordinarias ya que está en lo alto de Bruselas.

En el interior podíamos ver mesas con abogados de oficio sentados asesorando o aconsejando gratuitamente a todo ciudadano que necesitara ayuda.

Por si alguno teníamos un bajón de azúcar, nos dirigimos a una fábrica de chocolate en las afueras de Bruselas, en realidad, solo fuimos a la tienda… como describirlo y no quedarme corta… IM-PRE-SIO-NAN-TE. Podías probar toooooodos los tipos de chocolate que vendían.

Después de recuperarnos del bajón de azúcar, no podía faltar la visita a Manneken Pis o más comúnmente, el niño que mea. También vimos a Jeanneken pis, la niña que mea, y a Zinnekken Pis, el perro que mea, estos últimos más modernos. Aquí va otra group picture 🙂

Este día invitábamos a la casa del CD a cenar, así que nos fuimos a casa a preparar el menú. Se nos hizo algo tarde, pero valió la pena la espera, nos salió una cena de lujo (y no porque lo hiciéramos nosotros, sino porque nos lo curramos ;-))

Después de la comilona, estuvimos charlando en el sótano con los del CD pero nos fuimos «pronto» a dormir porque al día siguiente nos esperaba Brujas y Gante.

¿Qué hicimos el primer día?

¿Qué hicimos el tercer día?

¿Qué hicimos el último día?